Cuál es el mobiliario y equipamiento necesario para abrir un restaurante

Equipamiento y mobiliario básico y necesario para un restaurante

El mobiliario y equipo de un restaurante es la inversión más grande que tendrás que hacer cuando estés montando tu negocio, además de las posibles reformas del local.

Por eso es muy importante elegir bien con base en dos factores: la calidad, para no tener que estás reponiendo equipo continuamente o al poco tiempo, y la usabilidad, para no comprar nada que en realidad no necesitas.

En este artículo trataremos de ayudarte con consejos acerca del equipamiento de cocina y el mobiliario de hostelería necesario para abrir un restaurante.

Consejos para elegir el mobiliario y equipamiento de un restaurante

Lo primero que tienes que hacer es tener claro lo siguiente:

  • Qué tipo de restaurante vas a abrir.
  • Qué dimensiones tiene.
  • Qué clase de comida vas a servir.
  • Cuál es el presupuesto del que dispones.

Hoy día hay tantas opciones para comprar maquinaría de hostelería, muebles y demás elementos que es fácil dejarse llevar o creer que todo es necesario.

Lo más recomendable es que tengas una visión realista y que partas de la base mínima razonable para, después, ir creciendo al mismo tiempo que lo hace tu negocio.

Equipo de cocina mínimo para un restaurante

Pensando en el tamaño que tiene tu cocina, la posible distribución de máquinas y muebles y la comida que vas a servir, tendrás que adquirir equipo del siguiente tipo.

Maquinaria profesional de cocina

Lo primero que vas a necesitar es una cocina industrial, ya sea de gas o eléctrica, un horno y una plancha, al menos para preparar platos básicos.

Si crees que vas a necesitarlos, en función del tipo de productos que sirvas en tu establecimiento, también puedes pensar en comprar una freidora, una tostadora y un microondas para calentar alimentos.

Aunque estos últimos sean electrodomésticos económicos, piensa primero cuánto se va a utilizar en la cocina para saber si compensa o no comprarlos.

Por ejemplo, si en tu bar o restaurante hay una gran selección de zumos naturales y cafés, necesitarás licuadoras, exprimidores y cafeteras. En caso contrario, es un gasto que te puedes ahorrar.

También podrías necesitar una máquina de hielo no solo para las bebidas, sino para proveer de hielo tu propio congelador, lo que te hará ahorrar dinero a la larga, aunque resulte una gran inversión al principio.

Muebles de almacenamiento

Por supuesto necesitarás espacio en tu cocina para almacenar los alimentos y los enseres de cocina.

Nos referimos sobre todo a los refrigeradores y los congeladores. Piensa en cuánto sitio tienes, si vas a necesitar más de uno de cada y el tamaño que necesitas sobre la base de la comida que almacenarán.

No olvides también un espacio fresco y seco donde guardar los alimentos que no necesitan frío.

Además, necesitarás muebles y estantes donde guardar toda la vajilla de servir, así como los objetos necesarios para cocinar: batería de cocina, cubiertos, espátulas, cuencos, etcétera.

Máquinas y muebles de limpieza

Lo básico que necesitas es un lavavajillas industrial y un fregadero donde poder fregar a mano y donde los trabajadores se podrán lavar las manos.

Son dos elementos que se van a utilizar de forma constante, por lo que sí debes procurar que tu lavaplatos sea resistente y de calidad.

Además, necesitas al menos una mesa de trabajo donde elaborar los alimentos.

En la medida de lo posible intenta que todos estos elementos sean de acero inoxidable, ya que cuenta con tres ventajas: es más resistente, se limpia con mucha facilidad y evita la acumulación de restos de comida en su superficie.

Utensilios de cocina

Necesitarás una batería de cocina industrial para cocinar: ollas, cazos, sartenes y demás. También tendrás que comprar cuencos y fuentes, tablas de cortar, un juego de cuchillos, espátulas, pinzas, ralladores, peladores y todo aquello que facilite el procesamiento de los alimentos a la hora de preparar los platos.

Una vez más, piensa en los platos que vas a ofrecer en tu menú y qué elementos te van a hacer falta para prepararlos.

Mobiliario mínimo para abrir un restaurante

También tendrás que adquirir equipamiento y muebles para tu restaurante más allá de la cocina, orientados hacia el diseño y la identidad que quiere transmitir el establecimiento a los comensales.

Lo primero, por supuesto, es adquirir mesas y sillas acordes al espacio que tienes.

No olvides tener en cuenta la comodidad de los comensales, que van a pasar al menos una hora sentados a la mesa comiendo.

Las mesas más habituales son las que tienen forma cuadrada y entre 80 y 90 centímetros de anchura para permitir que los comensales estén a gusto y que platos, vasos, cubiertos, fuentes, botellas y demás utensilios se distribuyan con comodidad sin estar apelotonados.

Las mesas redondas se suelen destinar a las zonas de copas, bebidas o tapas, ya que no disponen de tanto espacio como para servir comidas completas.

Piensa en la posibilidad de tener tronas para niños en el caso de que contemples la opción de que puedan acudir niños a tu restaurante.

Evita poner mesas demasiado cerca unas de otras solo por poder acoger a más clientes porque puede desembocar en que estén incómodos y sientan agobio. Además, los camareros necesitarán espacio para poder moverse de forma holgada por el comedor mientras sirven. Considera el aforo máximo del local.

Si vas a servir comidas para grupos o celebrar banquetes de forma habitual, estudia la posibilidad de comprar una mesa larga para varios comensales, aunque tendrás que asegurarte de que la vas a usar a menudo porque ocupa bastante sitio y no podrás utilizarla para grupos más pequeños.

Lo siguiente es escoger la mantelería, donde tienes la opción de comprar manteles completos para las mesas o pequeños manteles individuales, y la vajilla y cubertería.

Todos estos elementos pueden ser sencillos sin dejar de ser agradables para los comensales, al tiempo que te sirven para ahorrar en tu inversión. Como siempre, opta por materiales resistentes y fáciles de limpiar.

Algunos elementos solo serán necesarios si tu tipo de negocio lo exige, como es el ejemplo del botellero de vino para que los clientes puedan elegir el que quieren. No es necesario en todos los tipos de restaurantes, por lo que piensa bien si es lo que necesita tu negocio.

La cristalería también dependerá del estilo de tu restaurante, pues no necesitarás el mismo tipo de vasos y copas para un restaurante familiar que para uno de carácter nocturno y más elegante.

Ten en mente siempre qué comida vas a servir: si estás especializado en cremas y sopas vas a necesitar un mayor número de cuencos y platos hondos de lo normal.

Si lo tuyo son platos combinados, asegúrate de comprar platos llanos bastante grandes donde quepa toda la comida.

Por último, es posible que tu personal necesite mesas auxiliares para bandejas, datáfonos, libretas, menús y todo aquello que puedan necesitar durante el desempeño de su trabajo en el comedor del restaurante.

El mejor equipo de cocina es aquel que sirve para responder a tus necesidades, ni más ni menos, por lo que es mejor que no te compares con otros restaurantes que no tienen mucho que ver con el tuyo.

Además, cuando pongas en marcha tu restaurante te irás dando cuenta de si hay algún otro elemento que te haga falta, por lo que durante las primeras semanas de funcionamiento de tu local todavía tendrás que ir haciendo mejoras en este sentido.

Recuerda usar siempre el sentido común e ir equipando tu restaurante con base en las necesidades que vayan surgiendo.

Imágenes cedidas: evening_tao en Freepik