De la hostelería al retail, nuevos espacios por explorar

zona supermercado frio - unsplash
Imagen: Unsplash

Un reportaje de: Ana I. García 

Es un hecho que, a pesar de que un actor del segmento del frío pueda estar especializado en el sector de la hostelería, muchas veces que el negocio crezca pasa por la diversificación y no son pocos los que avanzan hacia un mercado que, en el fondo, es bastante afín como el del retail.

Hablamos de espacios comerciales, de los hipermercados, donde entran en juego valores como el de la estética, la presentación de los equipos de frío que, a la postre, pueden convertirse en escaparate y variable que influye en la decisión de compra del usuario.

¿Qué necesidades tiene un hípermercado si de lo que se habla es de equipos de frío? Desde Makro, especialista en proveer a la hostelería, han hablado con MAB Hostelero de esta cuestión. Así, José María de Santos, responsable de refrigeración de la marca, expone que «En Makro contamos con una media de 60 vitrinas expositoras de frío positivo, 85 islas de congelados y 6 vitrinas de congelados en cada uno de nuestros centros».

Con esta cantidad de equipos, lo que interesa a la firma a la hora de aprovisionarse son sobre todo dos factores: la eficiencia energética y el impacto medioambiental. «También tenemos en cuenta el servicio post-venta y la disponibilidad de piezas de repuesto, ya que la vida útil de estos muebles se estima en más de 15 años».

zona congelados mercadona
Mercadona

Eficiencia

De hecho, el componente de la eficiencia cada vez suma más puntos a la hora de decantarse por uno u otro equipo. Tal y como explica el representante de Makro, «Hoy en día la responsabilidad medioambiental viene exigida por imperativos legales a pesar de que, a largo plazo, estas normas obligatorias provocan un beneficio económico para las propias empresas. La tendencia es hacia el ahorro de energía por una parte y hacia la mejora en eficiencia energética por la otra. La vida de estos equipos está por encima de los 15 años, con lo cual un ahorro en su consumo diario a lo largo de su vida útil es importantísimo, al igual que elegir los refrigerantes adecuados y minimizar el riesgo de fugas».

La tendencia es hacia el ahorro de energía por una parte y hacia
la mejora en eficiencia energética por la otra

Un punto con el que se encuentran muy de acuerdo desde la cadena de supermercados DIA que, también consultados por esta publicación, manifiestan que «A la hora de la decisión de compra de un mueble de frío es muy importante la eficiencia energética y nuestra compañía busca siempre que este parámetro tenga mucha importancia a la hora de adquirir nuevos equipos».

zona de frio supermercado dia
Día

Componente estético

Desde la cadena de supermercados DIA también lo tienen claro y explican que «Las principales necesidades de una empresa como DIA en cuanto a frío en sus comercios son muchas, pero destacan algunos como los muebles de frío positivo vertical (normalmente remotos para lácteos, charcutería, cárnicos y cuarta gama), los muebles para congelados normalmente autónomos y horizontales. Asimismo, también son muy importantes las vitrinas de venta asistida en las tiendas que lleven este tipo de venta y las cámaras de conservación y de congelado para el punto caliente y a veces para Charcutería, Carnes y Frutería».

«En las zonas más Gourmet de los centros Makro tenemos en cuenta el componente estético, pero nuestro principal criterio a la hora de decantarnos por un equipo u otro siempre es el impacto medioambiental que genera en cuanto a las emisiones de CO2 y el consumo de energía», continúa De Santos, que añade que en cuanto a la decisión de compra del cliente la importancia de estos equipos también ha de tomarse en consideración: «Cualquier factor puede ser decisivo en el momento de compra. En mi opinión, aspectos como la iluminación, la colocación del producto o la limpieza son fundamentales para exponer el producto en el punto de venta».

makro
Makro

Cualquier factor puede ser decisivo en el momento de compra. Aspectos como la iluminación, la colocación del producto o la limpieza son fundamentales para exponer el producto en el punto de venta

Relación con el fabricante

Desde las dos marcas consultadas, lo que también se tiene claro es que muchas veces la relación con el fabricante de los equipos se establece de forma directa, aunque también se recurra a la figura del instalador. Así, desde Makro afirman que «Recurrimos directamente al fabricante y estamos constantemente en contacto para ver las evoluciones en cuanto al ahorro energético y la mejora de la eficiencia».

«En nuestro sector compramos los muebles de frío directamente al fabricante; la instalación la hace un tercero una empresa instaladora (…) A la hora de trabajar con uno u otro proveedor se tiene siempre en cuenta la calidad técnica del mueble, el precio y el buen servicio técnico para que el consumidor tenga siempre los productos con la mejor conservación posible. El peso de los muebles no es un factor relevante a la hora de decantarnos por uno u otro modelo, preferimos apostar por los más eficientes y prácticos, pensando siempre en el consumidor. El consumidor elige el producto por su estado, imagen etc… no por el modelo de mueble donde se conserva, pero es evidente que, a mejor conservación, mejor imagen del producto», sentencian desde DIA.