Tork realiza dos curiosos estudios para conocer mejor a los clientes

Experimento sobre el color de los locales de Tork

Los dos estudios realizados analizaron en qué se fijan los clientes cuando van a un restaurante y cómo reaccionan estos según los colores que visualizan en el local.

SCA y su marca de higiene global Tork realizaron dos experimentos para conocer mejor a los clientes de los restaurantes. El primer experimento consistía analizar la experiencia de los clientes a través de registro visual. En un restaurante de Estocolmo (Suecia), diez clientes utilizaron unas gafas especiales con una cámara ocular durante una hora. Estos debían realizar tres tareas comunes: tomarse algo en el bar enfrente de una cocina abierta, lavarse las manos antes de cenar y cenar en el comedor.

Los resultados fueron ofrecidos en puntos concentrados en mapas de calor y demostraron como en 60 minutos los clientes observaron hasta 7.000 puntos distintos en todo el restaurante. Para completar el estudio Tork también realizó una encuesta a 3000 clientes de la que se extrae por ejemplo que: para 9 de cada 10 clientes es más importante la limpieza del comedor y el aseo que el servicio; 8 de cada 10 consideran que el menaje es muy importante; más de la mitad valorarían ver la cocina y cómo se preparan los alimentos, o que dejarían más propina si el personal parece feliz.

El otro estudio realizado por SCA y Tork giró en torno a las reacciones de los clientes según el color. El objetivo era medir científicamente cómo reaccionan los comensales a diferentes tonalidades de colores. Participaron 16 comensales equipados con auriculares de ondas cerebrales, quienes disfrutaron de 8 ambientes diferentes con 8 colores distintos. Cada escenario fue diseñado con los elementos propios de un restaurante pero completamente revestido con un color monocromático: desde las paredes y el suelo hasta los muebles y la vajilla.

El análisis mostró evidencias claras y patrones recurrentes, tanto en los estados de ánimo como en las emociones suscitadas por los diferentes colores. Asimismo, se concluyó que cada color también se asocia a un tipo de comida y a diferentes experiencias en el restaurante. El verde, relajante y tranquilo, es adecuado para almuerzo o café con gente que se conoce; el naranja, moderno y divertido, ideal para experiencias felices con familia y amigos; el negro, lujoso y moderno pero algo pesado, por lo que idóneo para noches de copas o cenas.

Por su parte el amarillo, un color excitante, adecuado para desayunos y lugares donde llevar niños. El rojo, como se preveía, tiene una fuerte conexión emocional por lo que se asocia al romance y a las copas por la noche. El azul en cambio es un color tranquilo y acogedor, perfecto para reuniones familiares o amigos, pero no para restaurantes de lujo. Marrón y blanco, están considerados neutros y no excitantes; el primero ideal para lugares tradicionales y el segundo para un entorno de negocios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here